Jaime Bayly… ¡con Lila no te metas!


Hoy mi columna va dedicada a un presentador peruano, que cobardemente y de manera irrespetuosa, se metió con nuestra extraordinaria artista zuliana, con la cual sospechosamente tiene muchas similitudes… Lo lamentable del caso, es que ni canta, ni en comparación vende libros, como vendió y sigue vendiendo discos Lila Morillo. Ambos son figuras rating de la TV, ambos admirados y repudiados por el público, pero eso es en definitiva el éxito. ¿Qué hay detrás de los ataques de Jaime Bayly hacía Lila Morillo?  Lea amigo lector y saque usted sus propias conclusiones.



“Señor” Jaime:
Usted evidentemente desconoce “convenientemente” u hormonalmente la carrera y trayectoria de Lila Morillo, o sencillamente es como ella misma lo calificó: “un ignorante”.
Usted en muchas oportunidades ha opinado irresponsablemente y ligeramente de artistas y situaciones de nuestro país y éste es uno de esos casos. Su condición sexual -que le informo, es la misma que la mía-, aunque usted es peligrosamente ambiguo por confesarse bisexual, no lo exime de dejar de ser hombre y caballero. Usted irrespetó a una estrella venezolana, que es considerada un ícono en nuestro país, usted se portó como lo que evidentemente es, “una marica barata”, al llamar a una dama gorda, triple cara de cachapa y otros lamentables objetivos calificativos, que si en la boca de una mujer se ven muy feos, imagínese en las de un hombre.
El que debió haberse quedado callado fue usted “señor” Bayly. Lila Morillo lo describió muy bien, usted es un cobarde, que debió buscar la fuente y darle la oportunidad de defenderse de sus ataques y no hacerlo a sus espaldas, cuando ella no puede defenderse. Allí usted demostró su poca ética profesional y su minúscula calidad como comunicador. A usted le salió más barato y fácil, opinar y ofender a una artista y no llevarla a su programa, donde dicho sea de paso, ya estuvo en una oportunidad y allí usted la llenó de loas y piropos. Pero por lo visto, su “sospechoso” cabello inmaculado y sus hormonas no lo recuerdan.
Entonces, yo me pregunto y le pregunto: ¿Qué hace usted llevando a su espacio a alguien sin talento? ¿Contradictorio no? y totalmente desfasado.



¡Ay Puma! 
Si usted defiende apasionadamente y se siente identificado con “El Puma” por sus acciones o vaya usted a saber por qué, ese es su problema y punto de vista. Si usted hace mofa de la situación que vive con sus hijas, las cuales dicho por usted mismo, no lo quieren ver ni en pintura, ese es su problema, pero por algo será y el motivo que sea, no es para sentirse orgulloso, además de no darle el derecho a ofender a una gloria venezolana, que le ha dado al país y parte de Latinoamérica, 50 años de exitosa trayectoria artística. Negar y afirmar que carece de talento, es como afirmar que usted es un orgullo para sus hijas y evidentemente y tristemente no lo es, pero ese es otro tema.
No se puede ser tan irresponsable y opinar de alguien sin conocer el trasfondo de las cosas y menos por vanagloriarse de parecerse a José Luis Rodríguez, por tener a la familia dividida. Aquí el diabólico es usted, al darle un ejemplo y mensaje a su audiencia de que una familia disfuncional es motivo de mofa y orgullo. Quizás esa ambigüedad suya de gustarle los hombres y las mujeres, lo hace también ser ambiguo en su verbo y comportarse de esa forma tan lamentable y patética. Si para usted Lila Morillo tiene un talento minúsculo, para mi usted es un minúsculo ser humano, que carece de valores e irrespeta a la mujer, por quizás estar atrapado en el cuerpo de una de ellas y tener un rencor con la vida por no haber podido ser madre y conformarse entonces con ser un mal padre y sentirse orgulloso de ello. ¿Usted les preguntó a sus hijas si querían a un padre bisexual? Quizás por allí vayan los tiros “señor” Bayly. Pero todavía está a tiempo de rectificar. Opérese y listo. Seguro como mujer será más digna y feliz, que como esa vergüenza de hombre que ha demostrado ser, ofendiendo a una dama y dando pena ajena al opinar ignorantemente sobre una artista que como ella misma le refutó: Le queda grande. Opine cuando tenga base para opinar de la política y los artistas de mi país.
Respete “señor” Bayly y sea serio y pida disculpas públicas por sus lamentables opiniones hacia nuestra Lila Morillo, a la cual en el fondo debe admirar, ya que utiliza su mismo peinado y lacio cabello. ¿Será que en el fondo usted se siente otra Lila más? ¿Será que usted sueña o soñó alguna vez ser la mujer de “El Puma”? ¡Zape gato! Si es así, le puedo asegurar, que José Luis no lo hubiese aguantado los 20 años, que según usted, aguantó con Lila y no hubiese llegado ni a gato de angora.
Su humor negro y sarcasmo, utilícelo con su familia, pero respete a las glorias artísticas de mi país y sea hombre, aunque sea para respetar a las mujeres. Usted vino de una de ellas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Víctor Cámara: “No quiero saber más nunca de Grecia Colmenares”

Alberto K se enteró por prensa que Kerly lo había “maleteado”

¿Triangulo amoroso? Carlos Guillermo Haydon pide respeto para Rosana Díaz.