Rodner Figueroa y Roy Chaderton… “por la boca muere el pez”


 Los casos ocurridos esta semana con el “fashionista” y del diplomático, evidencian otra frase que también se dice en las calles: “No aclares que oscureces”



Dos lamentables sucesos fueron protagonizados por venezolanos esta semana: El primero por un diplomático y el segundo por un “fashionista” de televisión. El de Roy Chaderton fue, es y será asquerosamente inaceptable y dice mucho de la calidad humana de algunos de los personeros que nos representan. Él posteriormente pidió disculpas a su forma y manera, que bajo su prepotencia y característico egocentrismo –lo que él llama “humor negro”-, hubiese sido preferido quedarse callado. Pero como la fuente que manejo es la farándula y no la política -¡gracias a Dios!- el caso de Rodner Figueroa, el cual fue despedido de la cadena Univisión, por comentarios considerados racistas y discriminatorios hacia la Primera Dama de ese país, ha traído mucha tela que cortar y encontradas opiniones, una de las más significativas han sido la de sus dos excompañeros en el programa “El Gordo y la Flaca”, los cuales coinciden en reconocer que el venezolano cometió un error, pero que no tenía intención racista.
"Creo definitivamente que Rodner se equivocó, pero tildarlo de racista es ridículo. Rodner es alguien que se burla de sí mismo. Para el que no lo sepa, su padre es negro. Él llega al show y dice '¡Ay Dios mío, tengo las pasas rebeldes!', (cabellos) o 'me acabo de estirar las pasas'”, comentó la animadora a la revista People en Español. “El problema es que en el tipo de show que hacemos hay una línea muy fina entre hacerte reír y pasarte".


Amigos y rivales….
Al ser consultado, el reconocido presentador de televisión Raúl de Molina dijo que Figueroa nunca tuvo la intención de hacer un comentario de índole racista. Ellos protagonizaron en vivo varios episodios, donde dejaron muestra evidente y fehaciente de que no se llevaban nada bien. "Yo conozco a Rodner desde que trabajábamos en Telemundo, yo en Ocurrió así y él de productor de Pedro Sevcec, hace más de 20 años. Aunque nosotros tenemos nuestros conflictos en cámara, lo quiero muchísimo. No pienso que hizo su comentario en tono racista, de eso estoy seguro. Rodner es indispensable para ‘El Gordo y la Flaca’”, comentario que dice mucho de la calidad humana de su hasta hace poco compañero de labores, pero la polémica pica y se extiende, debido a lo delicado del asunto y de los involucrados en el mismo. 


No es racista pero….
El espectáculo como su mismo nombre lo dice, es show, entretenimiento, información y Rodner Figueroa lo sabe muy bien, pero su comentario -para muchos ofensivo y racista-, fue el detonante a su despido. Él envió unas disculpas públicas y asegura no ser racista y defender su raza y a las minorías, debido a que es ampliamente conocida su orientación sexual, pero en Univisión le cortaron la cabeza, cuidándose quizás de demandas o represalias del gobierno de Estados Unidos. 
Lo cierto es que en los momentos tan difíciles donde vivimos, donde la vida, orientación, creencias y calidad humana no valen nada y nos matamos y enfrentamos como animales irracionales, el error de Figueroa le ha valido no solo su puesto, si no estar en el ojo del huracán y ser el tema de conversación del día. Su caso es actualmente el “entremés” y la “sobremesa” de millones de familias en el mundo.  
Se puede ser “showsero” y manejar la comicidad y mezclarla con el chisme -que a todos gusta y entretiene-pero lo complicado es cuando nos extralimitamos… Pero también la moneda tiene dos caras y a veces las susceptibilidades son desmedidas y nacen de forma apasionada, “conveniente” y equivocada. La solución a esto no se arregla con haberlo despedido -que para muchos sí lo merecía-, pero crear un precedente solo con botarlo, genera es más censura, no cambios de pensamientos, criterios y rectificación de los mismos.  ¡Pensemos en eso! 
Todos tenemos los mismos derechos y deberes, somos iguales a pesar de las diferencias. El color de piel, orientación sexual, creencias políticas o religiosas no deben ser tomadas en cuenta para juzgar la calidad humana de nadie. Lo hacen y deben ser tomadas en cuenta son las acciones. Si él cometió un error, lo asumió y pagó un alto precio por ello. Lo importante es reconocerlo sinceramente, sin egos, prepotencias o conveniencias. La moneda tiene dos caras repito y comparando sus disculpas con las del “diplomático”, me quedo definitivamente con las del “fashionista”… la otra es más de lo mismo: estiércol  


Comentarios

Entradas populares de este blog

Víctor Cámara: “No quiero saber más nunca de Grecia Colmenares”

Alberto K se enteró por prensa que Kerly lo había “maleteado”

¿Triangulo amoroso? Carlos Guillermo Haydon pide respeto para Rosana Díaz.