Andrés Figueredo: Claro y con pasos firmes



Este joven venezolano ha tomado muy en serio su carrera como actor y no ha dejado de prepararse para poder asumir con todos los hierros los retos por venir. Él está claro que el estudio y la preparación son claves para lograr su objetivo.
Con tan solo 26 años, este novel actor, modelo y comunicador social, ha asumido con absoluta responsabilidad su paso por el mundo de la actuación. “Estoy dando mis pequeños, pero sólidos, pasos en este medio con gran pasión, descubriendo, poco a poco, todos los matices del arte dramático. El día que me subí por primera vez a un escenario, supe lo que realmente quería hacer el resto de mi vida. Desde entonces no he dejado de prepararme”
Más allá del físico…
Con la certeza de que el medio artístico es sumamente competitivo, y ante las pocas oportunidades que en la actualidad existen para los noveles talentos, Figueredo comenta que su compromiso va más allá de mostrar un físico atractivo. “Apuesto al crecimiento profesional, he confiado mi formación a grandes maestros, es por ello que agradezco a la profesora Felicia Canetti y a mi coach Yugui López por ayudarme a crecer como un actor integral, que no solo ve en su físico un pase directo para alcanzar las oportunidades que me permitan evolucionar y mantenerme en el mundo del espectáculo”
Los editoriales fotográficos y su paso por las pasarelas venezolanas como imagen de los más notables diseñadores, dejó en evidencia su porte de galán. Así fue como las puertas se comenzaron a abrir. Desde los 18 años, ha participado en tres películas y  ha realizado pequeñas apariciones en telenovelas. Este año, debutó con notable éxito en el montaje Chicos en la Web, fue tan relevante su actuación que gracias a ella recibió la invitación del escritor Carmelo Castro para protagonizar la obra Adán y Eva se casan, propuesta que se presentó en la 5ta temporada del formato de Microteatro Venezuela y que se convirtió en una de las piezas más taquilleras.
Figueredo está decidido a hacerse un lugar en el mundo del espectáculo y para lograrlo cuenta no solo con las ganas, sino también con el compromiso y responsabilidad de alguien que ve en la actuación un medio para hacer trascender su talento.

Comentarios