Vallenilla y Messuti… ¡qué vergüenza de hombres!


 Lo dicho por los ejecutivos y animadores de la televisora socialista TVes sobre el presunto audio que involucra al humorista Luis Chataing con la alcaldesa Daniela Ceballos, es sencillamente bochornoso e irresponsable
 Si algo dejaron en claro Winston Vallenilla y Roberto Messuti al pretender irrespetar la dignidad de una dama, son sus miserias y hasta qué nivel de bajeza puede llegar un ser humano endiosado y envenenado por el poder 

El actor Roberto Messuti y el actual presidente de Tves, Winston Vallenilla, protagonizaron por Twitter una lamentable y vergonzosa situación, al ventilar supuestas infidelidades por parte de la alcaldesa de San Cristóbal, Patricia Ceballos. Ambas figuras públicas arremetieron contra el locutor Luis Chataing. En los mensajes lo acusaron de tener una "aventura" con la esposa del líder opositor Daniel Ceballos, el cual actualmente se encuentra privado de su libertad y en huelga de hambre.
Lo triste y delicado del caso es que no se detuvieron a pensar por un minuto que se trataba de una dama, dejando así clara evidencia de sus miserias y de hasta qué nivel de bajeza puede llegar un ser humano endiosado y envenenado por el poder.


Winston no sabe
qué es “familia”

Sea cierto o no –lo que no es problema de nadie dado que ello forma parte de la vida privada de cada quien-, se trata de una dama y por su condición de mujer, merece respeto. Los conflictos y diferencias entre hombres se resuelven de otra manera… Da pena ajena observar este tipo de comportamiento en un presentador de televisión, ahora presidente de un canal, el  cual maneja como slogan la palabra “familia”, pero que por lo visto desconoce su significado.
Tanto Winston Vallenilla como su gran amigo Roberto Messuti, con su deplorable comportamiento, aumentan el odio y división que existe entre los venezolanos y peor aún, no midieron el alcance del daño que pudieron causar a la familia de Ceballos y a su señora esposa. ¿Dónde está el ejemplo que deben dar como líderes y figuras públicas, y más estas que se autodefinen como “socialistas y humanistas”? ¿Dónde está el respeto e igualdad del que tanto pregona este Gobierno a favor de la mujer? ¿O es qué acoso para ellos son mujeres solo las oficialistas? 

¡Qué empeño con los maricos!   
Otro punto que debería tener ya un coto contundente y definitivo, es el empeño que existe de utilizar la condición sexual de las personas, para ofender, depravar y subestimar. Ser heterosexual o gay, no te exime de dejar de ser hombre o mujer, no te da o te quita nada. Lo da todo, la calidad de la persona, sus valores, principios, respeto al prójimo y sobe todo su comportamiento. El ser gay es una condición de vida y como tal merece y debe respetarse. Ya basta de enlodar y crear una situación de burla para esconder realidades y desviar errores… En este régimen -y lo digo con toda la responsabilidad y seriedad del caso-, existen muchísimos homosexuales y conozco a varias de sus parejas, pero jamás utilizaría eso para tratar de hacer daño porque los valores y principios familiares me lo prohíben, además de tener clara conciencia de que allí no hay nada qué criticar… De los mismos Messuti y Vallenilla se dicen muchas cosas, pero si son ciertas o no, esas no deben utilizarse, ni ventilarse, ni mucho menos es el meollo del asunto. Aquí lo que importa es ponernos serios y cada uno de nosotros como venezolanos, respetarnos y no seguir mal poniendo a los homosexuales ante una sociedad que es machista por la misma razón, pero que irónicamente vive de una doble moral y en muchísimos casos, de un discurso ambiguo y tan bisexual, que es lo verdaderamente peligroso y pecaminoso.
Casarte y tener hijos no es garantía de hombría, ser infiel e irrespetar a tu pareja menos. Aquí los conceptos están “convenientemente” equivocados y no es hombre el que tiene testículos, ni usa corbata, es hombre el que respeta su condición, conoce de donde viene y valora en toda su dimensión a lo más sagrado que hay en la vida: La mujer.



Patricia Ceballos habló  
La alcaldesa Patricia Ceballos, involucrada cobardemente en esta deplorable situación, dijo a la emisora de radio Éxitos FM que todo lo mostrado como “evidencia” de su supuesta infidelidad, se trata de un audio “chimbo y burdo” y que jamás se atrevería a hacerle daño su familia. “Lamento que el Gobierno se haya atrevido a hacer esto tan bajo. Han montado esto pero yo soy una mujer orgullosa de la lucha que hago, estoy orgullosa del hombre que tengo y jamás haría algo en detrimento de mi familia”.
Ahora pregunto: ¿No habrá unas disculpas públicas del presidente del canal “socialista” y de su compañero Messuti a la dama en cuestión? ¡Evidentemente no! Ellos se sienten con licencia para eso y más. Triste, pero cierto…





Comentarios

  1. Anónimo6/16/2015

    AAAAA CLARO A ELLA SI HAY QUE RESPETARLA PERO CUANDO DICEN COSAS (SIN PRUEBA) COMO QUE DIOSDADO CABELLO Y GIGI ZANCHETA SON AMANTES AHI NADIE SE ACUERDA DE LOS DERECHOS DE ELLA QUE TAMBIEN ES MUJER, Y LOS DE LA ESPOSA DE DIOSDADO;A QUI HAY PRUEBAS DE SUS CACHOS SI ELLA NO RESPETA A SU DELINCUENTE QUE TIENE COMO MARIDO PORQUE LOS DEMAS TIENEN QUE GURDARLE EL SECRETICO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diego Kapeky6/16/2015

      Tiene toda la razòn. El respeto es para todos. Si Gigi es amante de Cabello o no, eso no es problema de nadie. El problema es cuando un "hombre", irrespeta a una mujer y màs siendo figura pùblica. El ejemplo de tolerancia, igualdad y humanismo que profesan, debe comenzar por casa. Gracias por escribir Anònimo. Diego Kapeky.

      Eliminar

Publicar un comentario

gracias..!!!!!

Entradas populares de este blog

Víctor Cámara: “No quiero saber más nunca de Grecia Colmenares”

Alberto K se enteró por prensa que Kerly lo había “maleteado”

¿Triangulo amoroso? Carlos Guillermo Haydon pide respeto para Rosana Díaz.