Carmen Julia Álvarez: “Mi pasión es la actuación”



Hablar de Carmen Julia Álvarez es inmediato reconocer a una excelente actriz que le ha dado al medio artístico local memorables actuaciones ya sea en cine, teatro y televisión. Con una dilatada y laureada carrera, la otrora niña prodigio de la TV, actualmente brilla en la novela estelar de Venevisión y paralelamente hace lo mismo en las tablas. En esta entrevista habla de su personaje de Trinidad Vielma, a la par  de brindarnos pinceladas de su encantadora personalidad 

¿Podría indicar  un  personaje,  como  el  más significativo, entre  todas las telenovelas que ha realizado?
“Imagínate son más de 100 novelas que he realizado,  es como bien difícil pero me gustan las novelas de época y me agradó  mucho “Sangre Azul”, con  el personaje que hice de María Teresa,  una obra de Julio Cesar Mármol y José Ignacio Cabrujas, fue para mí una experiencia maravillosa”
-¿Cuál ha sido su mayor logro en la vida?
“Mis hijos Daniela y Carlos Daniel”
¿Cómo logra el equilibrio entre el trabajo y su vida personal?
“Para mí es algo cotidiano porque es lo que he hecho siempre, es una rutina combinar ambas  cosas. Y después mis hijos  también trabajaban, no las pasábamos para arriba y para abajo trabajando juntos.   Siempre  traté de combinar todo, lo mejor posible, haciendo teatro, televisión y  llevando mi casa. Creo que he podido hacerlo”
¿Cómo define  el éxito?
“El éxito es constancia, no creo en el éxito como tal, es decir, si uno ama y respeta lo que hace y tiene constancia, ahí está el éxito” 
¿Qué consejo le brindaría a  las nuevas generaciones de actores
“Les diría que estudien mucho, porque una de las cosas más importantes  para comenzar  a actuar es saber leer. Y hoy en día no se toma  en cuenta eso, leyendo bien  ganan muchísimo,  para analizar, comprender” 
¿Qué  ha significado para usted interpretar un personaje como el de  Trinidad Vielma en Amor Secreto?
“Para mí ha sido un regalo, porque es un personaje que me exigió mucho, ya que no se parece a mí, en lo único que nos podríamos parecer es que ella se preocupa mucho por sus hijas,  pero en el resto no,  porque es una persona muy seca,  dura y rencorosa. De verdad me costó mucho interpretarlo, pero estoy muy agradecida desde que me lo adjudicaron,  me sentí muy contenta y bueno siento que al público le ha gustado,  por los comentarios que me han hecho” 
¿Qué opinión le merece la forma de ser de Trinidad, una madre que controla y manipula a sus hijas? 
“No tiene la delicadeza de ayudar a sus hijas de una mejor forma, es decir, con amor, apoyándolas y guiándolas más que con la crítica e  imponiendo  sus razones. Lamentablemente la mayoría de las veces ella tiene la razón, se está viendo  en la novela, lo que pasa es que ella no sabe cómo manejar las situaciones”
¿Qué opina de las madres que controlan  en exceso a sus hijos?
“La verdad  que eso no sirve para nada,  más bien lo que hace es alejarlos y no se puede ayudar a un hijo de esa manera” 
¿Cómo es Carmen Julia Álvarez con sus hijos? 
“Soy muy cariñosa, me encanta ser así,  pero si soy fastidiosa en el sentido de que me gusta estar pendiente y saber de ellos. No se trata de  controlar  sino de  estar informada, -confiesa entre risas- ya que  quiero saber si llegaron bien, cómo están. Y  por ejemplo en el área laboral y en sus estudios, si fui bien comprensiva. Lo que se debe hacer es conversar mucho con los hijos, así uno esté full de trabajo, debe haber comunicación,  que ellos digan lo que sienten al igual que uno”
¿Actualmente qué  proyectos tiene en materia laboral?
“Estoy actuando en  una obra de teatro que ya tiene más de un mes  en cartelera, y que va a seguir hasta fin de año. Es una pieza de  la escritora venezolana Indira Páez,  que está residenciada en Miami,  la obra se llama: “Primero muerta que bañada en sangre”, una tragicomedia. La respuesta del público  ha sido muy buena, se está presentando en Teatrex de El Hatillo, los viernes a las 8pm, y  sábados y domingos a las 6pm,  hasta el 13 de septiembre y en octubre vamos a estar en la Torre BOD de La Castellana.


Comentarios