Gigi Zanchetta mandó a Fedra López a bailar “la rumba del Tracatrá”




*** Dos de las primeras actrices que actúan en la novela estelar del canal socialista Tves, protagonizaron un impasse en una de las oficinas del canal: Gigi Zanchetta y a Fedra López se enfrentaron por la impuntualidad de la primera de estas a las grabaciones de “Vivir para Amar”. Muerde Aquí les trae el cuento tal y como sucedió




Fedra López, Reina Hinojosa y Jorge Reyes esperaron desde las 9.40 de la mañana a Gigi Zanchetta para cumplir con la pauta asignada de ese día. Eran las 2 de la tarde y ésta nunca llegó al lugar para iniciar las grabaciones, por lo que los actrices y el actor antes mencionados se retiraron del estudio. Posteriormente, Gigi Zanchetta se apersonó hasta las oficinas del canal donde se encontraba Fedra López y allí comenzó la discusión. Gigi, quien personifica en la novela a “América Benavides”, le “recomendó” a Fedra –quien encarna a “Yolanda Gámez” en Vivir para Amar-, que “tomara un curso de actuación” (¿?) o qué mejor “se quedara bailando la rumba flamenca”, recordándole así a la excelente actriz sus inicios artísticos. Lo peor del caso, fue cuando en medio de ofensas e improperios la llamó guevo...a… ¡así como lo lee! A Gigi se le salió la clase y con un lenguaje y actitud que contrasta con lo que pregona el régimen socialista, del cual ella es simpatizante, siguió con su discurso ofensivo, donde la paz, la tolerancia y el respeto al prójimo brillaron por su ausencia.
Muerde Aquí pudo conocer de fidedigna fuente que Fedra mantuvo en todo momento la compostura, respondiéndole de forma comedida y educada.



“Todavía tengo con qué…”

Al consejo que Gigi le diese de que volviera a sus inicios artísticos con Juan Carlos y su rumba flamenca, Fedra irónicamente le respondió; “Todavía tengo con qué”, pero yo ahora soy actriz y respeto a mis compañeros, llego a la hora y con mi letra aprendida”.
Esta tángana tiene un antecedente: El día de la grabación de la premiere de la novela, en el marco del estreno también de Tves en la noche, Fedra mandó a parar la grabación, debido a que cuando salió al escenario con Gigi, ésta se puso a hacer proselitismo político y a la otrora “bailarina flamenca” le pareció que esas expresiones estaban fuera de lugar, cosa que aplaudimos, ya que como hemos reseñado en esta columna en reiteradas oportunidades, la política no debe salpicar a la farándula y se deben respetar los criterios de quién piense distinto y marcar distancia y diferencia entre una cosa y la otra.


¡No al periodismo
complaciente!

En varios medios este chisme salió tergiversado y se colocó a Fedra López como “la mala de la película”, debido a que la Zanchetta es actriz “socialista” y para algunos “periodistas” tiene impunidad y está protegida, gracias a que están “estrenando” bozal de arepa… ¿protegida de qué?
El chisme se cuenta como es o sencillamente no se cuenta, pero modificarlo a conveniencia de un quince y último, es antiético e inmoral.

Comentarios