Elluz Peraza: “Osmel y yo hicimos las paces” (2da entrega)


 

Desde la ciudad de Miami hablamos con la siempre bella Elluz Peraza, la reina más corta de la historia y ella rememoró momentos vividos en su fugaz reinado como Miss Venezuela 1976. Cuarenta años se cumplieron de aquella renuncia al trono por amor. Historia más que contada, pero que nunca deja de sorprendernos. 
¿Qué recuerdas de tu etapa de miss?
“Recuerdo que conocía gente nueva todos los días, muchos de los cuales me daban infinidad de consejos de belleza. Conocí mucha gente de la alta sociedad venezolana, y eran muy humildes, sencillos, tratables. Conocí mucha gente linda y querida”
Tu renuncia al trono fue todo un escándalo. Ahora, después de cuarenta años de haber renunciado al título: ¿Hubo un arrepentimiento posterior o nunca pasó por tu mente esa emoción o sentimiento?
“Nunca hubo arrepentimiento porque creo que hice historia en el país. Por otra parte, de no haber renunciado al Miss Venezuela, no habría conocido la carrera de actuación en la que estuve por 35 años y tal vez en unos años regrese de abuelita si me ofrecen algo interesante y bien pagado. Tampoco habría tenido a mis dos tesoros, mis hijas, y ahora mis dos tesoros, mis nietos, tengo un varoncito de dos años y una hembrita de cuatro”.
Ese año tu más fuerte rival fue Judith Castillo, quien posterior a tu renuncia se convirtió en Miss Venezuela: ¿Qué tal fue tu relación con ella?
“Realmente no tuvimos una relación muy estrecha. Nos vimos una que otra vez en algún evento y aunque agradables, fueron muy cortos los encuentros. Creo que tuvo dos niñas también. Pero te cuento que la noche del Miss Universo en el que ella estuvo de primera finalista, yo estuve aupándola desde mi habitación desde donde vi la elección. Cuando quedó con la de Israel, yo pensaba, hubiera asegurado que ella ganaba…pero bueno…fue una pena que no ganara. Ella siempre quiso ser Miss Venezuela y de alguna forma yo me siento partícipe de haber hecho su sueño realidad”
La abdicación de Elluz Peraza impactó a propios y extraños, pero a quien le afectó de sobremanera fue a Osmel Sousa, quien aupó y preparó a la otrora Miss Guárico para convertirla en Miss Venezuela. Ese hecho fue muy reseñado por la prensa de farándula de la época y él en cierto modo, recibió de “la miss rebelde”, un duro golpe que jamás imaginó podría ocurrir.
¿Posterior a tu renuncia, Osmel Sousa habló contigo, te reclamó el hecho que hayas renunciado?
“Una vez después de muchos años me lo encontré e hicimos las paces. Él no estaba contento con Judith y al ver la entrega de la corona el año siguiente pueden ver por qué… El me quiere mucho y yo a él. No es el personaje que hace en el “Nuestra Belleza Latina” aquí en Miami”
Vestidos prestados y desaparecidos…
Elluz ha pesar de nunca haberse sentido atraída por los concursos de belleza, participó en varios y todos los ganó. Su belleza y garbo, amén de la asesoría que obtuvo del ahora llamado “Zar de la Belleza”, la convirtieron en una miss en potencia. Los vestidos utilizados por la otrora Miss Guárico en los eventos previos al concurso y en la noche final fueron imponentes y le otorgaron el triunfo de manera holgada.
¿Los atesoras?
“El de la Presentación a la Prensa lo conservé por muchos años, pero luego se lo presté a una sobrina y no supe más de él… El del concurso me lo pidieron prestado en el mismo Miss Venezuela porque supuestamente Judith no tenía vestido para el Miss Universo. No te puedo decir exactamente quién fue, pero el vestido desapareció… ¡Alguien lo debe tener por ahí! Esa fue una creación diseñada por Osmel y realizada por Guy Meliet y el de la Presentación a la Prensa fue de Piera Ferrari y lo compramos en una tienda en Paseo Las Mercedes”
Muchas personas consideran que pudiste haber sido nuestra primera Miss Universo ¿Tú crees que de haber participado lo hubieses logrado?
”He pensado muchas veces en eso porque me lo han preguntado y dicho mucho, pero de verdad eso es algo que nunca lo sabremos. Le agradezco a la gente que lo decreta de esa forma, porque eso me halaga y me hace sentir querida. Yo nunca he dejado de ser Miss Venezuela para muchas personas y eso también lo agradezco infinitamente. Osmel sí me veía como su primera Miss Universo, pero luego la obtuvo con Maritza Sayalero y nadie mejor que ella”
¿Qué estás haciendo actualmente?
“Estoy empleada a tiempo completo en una empresa cristiana que tiene oficinas a nivel global. Aquí estuve escribiendo, produciendo, dirigiendo y actuando en muchos de los cortometrajes que hicimos. Ahora sigo escribiendo para los blogs de CVCLAVOZ y para yesHEis entre muchas otras labores de oficina. También doy clases de actuación en la academia de Ima Trujillo, “Taller de Actuación” y tengo alrededor de 18 alumnos en total.  Soy quien cuida a mi mamá, la tengo en casa desde que mi papá murió y mis hermanas me dan una mano de vez en cuando. Y por supuesto, me encargo de mi casa, los quehaceres y demás”
¿Qué recuerdas de Venezuela?
“Conocí gran parte de Venezuela por las obras de teatro con las que giré a muchas ciudades maravillosas. Recuerdo las playas más bellas del mundo, el Salto Ángel, el Ávila, ay, tantas cosas hermosas. A Venezuela la llevo en mi corazón y nunca la olvido”

Comentarios