La otra cara de Rocío Higuera


El pasado domingo, en una edición especial de “En Intimo”, Maite Delgado entrevistó a la propia Rocío Higuera, quien sorpresivamente mostró al público asiduo a su programa, una cara totalmente diferente a la que habíamos visto y conocido de la conductora y periodista venezolana. Rocío desnudó su alma en una entrevista donde hasta la misma Maite se sintió identificada y en otras ocasiones conmovida. 


En un medio donde los reflectores, las bambalinas y el show nos muestran la mayoría de las veces el lado “bonito” de los artistas, pudimos ver la otra cara de una mediática conductora de televisión, la cual mostró su lado humano y demostró fehacientemente, que muchas veces vemos las caras, pero no los corazones. Rocío Higuera esta vez pasó de ser la entrevistadora, para convertirse en la entrevistada. Maite Delgado demostró su calidad profesional y humana, al hurgar respetuosamente y con tino, episodios desconocidos hasta ahora de una figura que muchas veces ha sido catalogada como “despiadada”, “arribista” y “peligrosa”, pero ella desarticuló cada uno de esos adjetivos calificativos, en un dialogo franco y sincero, donde mostró su verdadera esencia y realidad, la cual llegó a los corazones de quienes tuvimos la oportunidad de ver el programa, tanto que se convirtió en primer lugar en tendencia, hecho que posteriormente la carismática y mediática periodista agradeció por su redes sociales. Huérfana de madre, y con la figura paterna marcada en sus 31 años de existencia, cada lágrima y frase lapidaria que Rocío Higuera soltó, fue suficiente para demostrar que detrás del maquillaje y los reflectores, los artistas son seres humanos que viven y padecen igual que cualquier mortal, y que a veces somos tan crueles al juzgar sin conocer los trasfondos, solo por el hecho de ser “figuras públicas” y muchos por ese hecho, se sienten con licencia para atacar y criticar, no sin antes verse en un espejo. La televisión es una caja de sueños e ilusiones, pero quienes trabajan allí, son seres humanos, como cualquier otro. Siempre lo he dicho, la moneda tiene dos caras y ella mostró su otro rostro, el cual la pudo haber llevado a cometer excesos, o tomar un rumbo “fácil”, o equivocado, pero ella prefirió sacar de lo malo, lo triste, lo injusto y lo feo, un aprendizaje y convertirse en lo que es hoy en día: Una extraordinaria profesional. A Rocío le quedan asignaturas pendientes, le falta sanar heridas y no tengo la menor duda que lo logrará. El lado maternal de Maite Delgado se afloró en dicho encuentro, y todos los seres humanos tenemos asignaturas pendientes que superar, el ejemplo y valentía de Rocío ojala sirva para unirnos en hermandad, en una época que como la misma Maite dijo, debe servirnos para hacer una retrospección, y con ella botar o desechar lo tóxico, y darle la bienvenida a lo positivo, a la suma y no a la resta. La crítica constructiva se agradece, la destructiva como su misma palabra lo dice, destruye y no nos deja nada… Existe una crisis en el país nada virtual, pero también hay una crisis de valores en muchos de los venezolanos. Vamos a cambiar y con nuestros cambios, vendrá un mejor mundo, un mejor país, ese que tenemos y debemos recuperar, porque Venezuela, al igual que Rocío, Maite, usted que lee esta nota y yo, tenemos asignaturas pendientes y heridas que sanar… A veces  existen comportamientos que resultan intolerables, pero cada quien, desde su conciencia, debe conocerlos y saber que todo en esta vida se paga. Con alejarnos de estos y marcar la diferencia, estamos dando una lección de vida. Ya muchas veces lo he escrito; nuestra TV vive también un duro momento, porque se nos han arrebatado muchas cosas, vamos a apostar por la reconciliación, y a exigir sin miserias y egoísmos, lo que por ley nos corresponde y ayudemos a Venezuela a sanar sus heridas y veremos sin duda alguna, una luz en el túnel, que nos iluminará a todos, porque si algo tenemos y debemos recuperar, es un gran país y nuestra verdadera esencia como seres humanos. A desechar el odio y a darle le bienvenida al amor. Los venezolanos somos grandes de corazón y yo apuesto a cada uno de  ustedes. 



Comentarios