Fran Strippoli amedrentado por colectivos

El cantante venezolano, Fran Strippoli denunció que tanto su familia como él fueron amedrentados y amenazados por colectivos de Chapellín, La Florida.

El joven cantante aseveró que la arremetida de los grupos armados, llamados “Colectivos de paz”, amedrentaron a su núcleo familiar, por el hecho de que éstos  albergaron en su casa a manifestantes que se encontraban en la convocatoria del pasado 1ro de mayo, que fue reprimida por los cuerpos de seguridad del Estado con bombas lacrimógenas. El intérprete hizo pública su denuncia a través de su cuenta personal de Instagram: “Espero que las cosas no empeoren de lo contrario tendré que decir los nombres y apellidos de los involucrados en dicha amenaza”. Advirtió que también fue atacado este martes a través de Twitter.
“En cientos de tweets le decían al Ministro de Interior Justicia y Paz, Néstor Reverol, del ‘terrorista de Chapellín'’- término utilizado por los usuarios y simpatizantes del gobierno, quienes acusaban al cantante por el hecho de haber sido solidario, apoyando a quienes defienden al país y claman por libertad, seguridad, abastecimiento y progreso. 
¿En qué nos hemos convertido? 
El hecho de pensar distinto y ser adversario a este gobierno, no nos hace criminales, ni mucho menos delincuentes, porque en democracia, las opiniones y el ser solidario con el prójimo, jamás puede considerarse un pecado, ni mucho menos un acto delictivo. Delito es quedarse callado y ver como nuestro país se llena de sangre y es reprimido por pensar diferente y exigir seguridad, abastecimiento y una mejor calidad de vida. La brutal represión que se ha visto en cada rincón de nuestro país, debe dolernos a todos por igual y preocuparnos, porque cada derramamiento de sangre y cada persona agredida salvajemente y fallecida en las calles y avenidas de nuestro país, son venezolanos y ni de un lado, ni del otro, nos debemos sentir ajenos a esta nada virtual  y alarmante situación. ¿En qué nos hemos convertido? Los políticos son servidores públicos y están en la obligación de proporcionar bienestar y calidad de vida al pueblo y el pueblo está en su pleno derecho de protestar y exigir pacíficamente y no debe ser golpeado, ni mucho menos ignorado, porque la opinión de los venezolanos en su mayoría en estos momentos es que no tenemos calidad de vida y negarlo es pecado y es un delito, pero peor aún, es un acto de falta de sensibilidad, sensatez y misericordia, porque ni alimentos, ni medicamentos se consiguen y eso no es falso, ni es una “guerra mediática”, es una cruda y cruel realidad que nos debe importar a todos, sin distingo de ningún tipo. Vamos a unirnos en beneficio del país y de cada uno de nosotros como ciudadanos, a pesar de las diferencias, porque hoy más que nunca Venezuela  lo necesita.  


Comentarios

Entradas populares de este blog

Víctor Cámara: “No quiero saber más nunca de Grecia Colmenares”

Alberto K se enteró por prensa que Kerly lo había “maleteado”

¿Triangulo amoroso? Carlos Guillermo Haydon pide respeto para Rosana Díaz.